Las autoridades francesas han sacrificado a un millar de visones de una granja en la que se había detectado la presencia de COVID-19.

Créditos: El Universo

Francia ha detectado por primera vez la presencia de COVID-19 en uno de los cuatro criaderos de visones del país; ubicado en el departamento de Eure-et-Loir (centro), informaron este domingo conjuntamente los ministerios de Agricultura, de Salud y de la Transición ecológica.

La respuesta inmediata que tomaron las autoridades fue el sacrificio de un millar de estos animales, así lo afirmaron en un comunicado.

“Ha sido ordenado el sacrificio de los 1.000 animales que aún quedan en la granja y la eliminación de los productos procedentes de éstos”.

Según informan las autoridades, se ha detectado coronavirus en visones de granja en Países Bajos, Suecia y Grecia, así como en casos aislados en Italia, España e Irlanda, donde las autoridades sanitarias ordenaron a todas las granjas de visones que sacrificaran a estos animales, a pesar de que el gobierno irlandés anunció que no se han detectado infecciones de COVID-19 en estas granjas.

También se han constatado casos en visones en Estados Unidos.

Con respecto a los cuatro criaderos de visones existentes en el país, uno permanece libre de la presencia del virus y “en los otros dos todavía se están realizando análisis”, cuyos resultados son esperados en el correr de la semana próxima.

El comunicado además, asegura que se están tomando las medidas correspondientes al caso, y han realizado también análisis sobre los cuatro trabajadores de la granja afectada.

Fuente: El Universo – Nota Original: LINK