Compartir

El presidente francés François Hollande presidió este miércoles su último Consejo de Ministros antes de pasar el testigo al centrista Emmanuel Macron, cuya elección ha dejado al partido socialista al borde de la ruptura. Cuáles son los retos que tiene el nuevo mandatario galo.

Tras su abrumadora victoria, el hoy presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, asumirá el cargo de manos del socialista François Hollande este domingo. Macron empezó a preparar desde este lunes su transición, anunciando sus planes para visitar Alemania, un cambio de nombre en su movimiento político y una comparecencia con el hombre al que tomará el relevo.

 El presidente electo tiene un primer desafío por delante, pues debe conseguir una mayoría para su movimiento político, fundado hace un año, en las elecciones parlamentarias de mediados de junio. Su partido, “En Marcha”, cambiará de nombre a “La República en Marcha”,  mientras que prepara su lista de candidatos, Macron ha prometido que la mitad de los aspirantes serán nuevos en cargos electos, como lo era él antes del domingo de elecciones.

Macron ganó la presidencia con un 66% de los votos que optaban por un candidato. Sin embargo, el gran número de votos en blanco o nulos y una participación inusualmente baja reflejaban el descontento del electorado con sus opciones.

Por otro lado, Macron hará su primera visita oficial a Berlín, posiblemente visitar también a tropas galas destinadas en el extranjero, indicó Sylvie Goulard, diputada francesa en el Parlamento Europeo.