El exembajador de Ecuador en EE.UU., Francisco Carrión Mena, que renunció a su cargo, por estar en “desacuerdo con el programa de vuelos de vigilancia aeromarítima que ha venido realizándose sobre territorio ecuatoriano desde septiembre de 2018”.

Francisco Carrion
Francisco Carrión, fue nombrado embajador de Ecuador en Washington desde 2017. Foto: Twitter de Francisco Carrión

“Mi preocupación sobre este asunto ha sido transmitida a la Cancillería en varias ocasiones, donde reposa la documentación respectiva, sin que hasta la presente se haya suscrito el convenio que, según conozco, aún se encuentra en proceso de negociación. Esta y no otra es la razón que me llevó a renunciar a mi cargo”, dijo Carrión en un comunicado al que tuvo acceso este Diario.

Carrión, además, se pronunció sobre la posición del Gobierno Nacional, respecto a su salida de ese consulado. “El lunes 6 de enero en curso entregué en la Presidencia de la República la renuncia a mi cargo como Embajador de Ecuador en Washington. Un día después, un alto funcionario del Gobierno ha manifestado que el Presidente Moreno me ha solicitado la renuncia con el fin de fortalecer la relación comercial con ese país. Resulta extraño que se me solicite la renuncia después de haberla presentado”, dice Carrión en un pronunciamiento.

El exembajador se refiere a las declaraciones del secretario de Gabinete, Juan Sebastián Roldán quien esta mañana señaló que el Presidente solicitó la renuncia de Carrión debido a que el Gobierno quiere fortalecer los lazos comerciales con EE.UU.. Añade que no hay una normativa para estos vuelos que se dan desde hace un año y cuatro meses “sin que se exista, hasta la fecha, un marco normativo bilateral indispensable para la ejecución de estas operaciones”.

Además señala que su preocupación fue transmitida a la Cancillería ecuatoriana en varias ocasiones “sin que hasta la fecha se haya suscrito dicho convenio”. Carrión fue nombrado embajador en Washington desde diciembre del 2017.La Cancillería aún no ha informado sobre su reemplazo, aunque Roldán aseguró que en los próximos días el Gobierno dará a conocer el nombre del nuevo embajador, y explicó que su misión será “darle un giro a las relaciones” con los EE.UU. Agregó que el país necesita “una relación comercial más fluida“.

 

Nota Original: El Comercio – LINK