Lluvias abundantes se registraron este jueves 16 de enero en varias regiones de Australia, una esencial ayuda para los bomberos que combaten sin tregua el fuego registrado hace meses por dramáticos incendios forestales, que dejaron 28 muertos.

Se prevé que esto solamente sea un alivio temporal. Créditos: EFE

Las lluvias y tormentas caídas este jueves en la costa oriental australiana han permitido aliviar la virulencia de los incendios que la arrasan. Se espera que sean suficientes como para extinguir, o al menos aliviar, algunos de los incendios que ya han calcinado al menos 11,2 millones de hectáreas , una superficie ligeramente inferior a la que ocupan Andalucía y Galicia juntas, matado a 29 personas y millones de animales y destruido mas de 2,500 viviendas.

Las autoridades australianas advierten que tormentas intensas del tipo que están cayendo, sin embargo, pueden derivar en inundaciones, mientras que los rayos pueden prender nuevos fuegos.

“Esperamos tiempo inestable en los próximos cuatro o cinco días”, ha explicado un meteorólogo de la agencia meteorológica nacional en la radio pública. “Las precipitaciones serán útiles en ciertas zonas, mientras que en otras pueden registrarse apenas uno o dos milímetros , cada milímetro equivale a un litro por metro cuadrado

La lluvia no siempre es una buena noticia, especialmente si es torrencial. Lo que realmente se necesita es una lluvia constante, que empape el terreno”, explica el meteorólogo.

Se espera que la lluvia disipe el humo de los fuegos. Las autoridades recalcan que las precipitaciones de estos días no ofrecen más que un alivio temporal, pues se prevé de nuevo calor en las próximas semanas.

Fuente: EFE – Aliado estratégico FmMundo