Compartir

El Presidente visitó a los militares heridos en Mataje. El Ministro de Defensa anunció que se fortalecerá el control en el sector norte y que, además, se dispuso a los mandos el uso progresivo de la fuerza para erradicar actos criminales.

Twitter

Personal de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) será delegado para investigaciones de ataques en las zonas fronterizas, anunció ayer el presidente de la República, Lenín Moreno. La disposición se conoció tras una visita a los tres soldados heridos en una explosión en Mataje (Esmeraldas), luego de la cual fueron internados en el Hospital Militar. El Jefe de Estado llegó hasta la Dirección General e ingresó a la sala de reuniones  con Patricio Zambrano, ministro de Defensa; y Édgar Cadena, director del hospital. Ahí tuvieron una reunión privada para conocer los procesos quirúrgicos realizados los gendarmes.

Después de saludar a los heridos, el Mandatario anunció que se implementarán acciones para reforzar la frontera ecuatoriana; y eso contempla crear mecanismos de investigación. Moreno recordó que si bien anunció la disolución de la Senain, advirtió que el personal de la unidad que se encuentra en desvinculación acompañará a los militares en las respectivas indagaciones. “El lunes dispuse el cierre de Senain y que todo el material y todo el personal calificado se convierta ya no en un elemento para espiar a opositores políticos, sino para investigar estos casos”. Luego de que Moreno reiterara su rechazo a estos ataques, contó que su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, lo llamó para manifestar su solidaridad y  su deseo de trabajar coordinadamente en la erradicación de los actos violentos.

En esa línea, una de las primeras acciones será llevar a cabo el encuentro de la Comisión Binacional Fronteriza Ecuador-Colombia (Combifron), para realizar un intercambio de información y del Sistema 3X2, que reúne a secretarios del ramo. Patricio Zambrano, ministro de Defensa, adelantó que la Combifron se llevará a cabo el próximo sábado 24 de marzo, aunque reiteró que aún hay que definir si la reunión se realiza en Tulcán (Ecuador) o en Ipiales (Colombia), cuyo trabajo se cumple entre los viceministros del Interior, de Defensa y de la Cancillería. En ese espacio, el secretario de Estado insistió en que las Fuerzas Armadas de Colombia deben fortalecer los controles en frontera para prevenir ataques armados en el área limítrofe con Ecuador. “Nosotros exigimos y hemos pedido al Gobierno de Colombia y a sus Fuerzas Armadas esa corresponsabilidad del lado de la zona fronteriza”, expresó el ministro. Sin embargo, Zambrano advirtió que el presidente Santos solicitó que militares vayan a Colombia para intercambio de información.

De momento, el funcionario advirtió que se reforzará la seguridad en la frontera norte y que se autorizó el uso progresivo de la fuerza “para erradicar fuerzas criminales”. “En el momento en que haya que hacer el uso progresivo de la fuerza, se lo hará. Esa es la disposición que se ha dado a los mandos militares y policiales”. Los soldados heridos Édgar Cadena, director del hospital, indicó que de los tres pacientes que ingresaron el martes, el cabo primero Wilmer Álvarez tiene pronóstico reservado, ya que sufrió amputación de las piernas, también tiene desarticulación de dos falanges. Además, posiblemente pierda la agudeza visual. En cambio, los agentes Luis Erazo y Xavier Pérez están en la Unidad de Hospitalización y su cuadro médico es favorable.

Fuente: El Telégrafo