Compartir

Los líderes del G20 reconocieron los actuales “problemas del comercio” y del clima en el comunicado final de su cumbre de Buenos Aires, pero se abstuvieron de condenar el proteccionismo en momentos en que Estados Unidos y China se enfrentan por el tema comercial.

Fotografía: EFE

El texto reconoció que el sistema comercial multilateral “ha fallado en sus objetivos” y destacó la necesidad de reformar la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“El comercio y la inversión internacionales son importantes motores de crecimiento, productividad, innovación, creación de empleo y desarrollo. Reconocemos la contribución del sistema de comercio multilateral a estos objetivos”, señalaron en el texto final.

Además, se anotó que en la actualidad este sistema es “insuficiente y hay espacio para mejorarlo”.

Uno de los temas que generó expectativa fue la respuesta que podía dar el G20 a la “guerra comercial” que se inició cuando Trump impuso aranceles a USD 300 000 millones de importaciones, de los cuales 250 000 millones correspondían a productos chinos.

La próxima batería de medidas está prevista para el 1 de enero, cuando los aranceles de Estados Unidos a importaciones chinas por unos 200 000 millones podrían subir de 10% a 25%, si no hay acuerdo.

Antes de dejar Washington, Trump dijo ver “buenas señales” en las relaciones comerciales con China, pero a la vez se mostró reticente a un acuerdo. “Creo que estamos muy cerca de hacer algo con China pero no sé si quiero hacerlo”.

En su discurso ante los demás líderes, el Mandatario chino dio un claro mensaje: los miembros del G20 deben “comprometerse con la apertura y la cooperación y sostener el sistema comercial multilateral”.

“En seis meses, el número de nuevas medidas restrictivas al comercio aplicadas por los miembros del G20 se duplicó”, advirtió, y sostuvo que es necesario multiplicar las consultas “para alcanzar un progreso gradual en lugar de imponer posturas a los demás”.

El Presidente estadounidense se reunió ayer con la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y confió en que ambos puedan trabajar para solucionar el “desequilibrio comercial” entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Trump, que ha mantenido una relación fría con Merkel desde que llegó al poder hace casi dos años, se entrevistó con la líder alemana en los márgenes de la cumbre del G20 que se celebra en la capital argentina, y la definió como su “amiga”. “Tenemos una gran relación de trabajo, que es muy importante, y vamos a hablar de comercio, de defensa, de muchas cosas”, explicó Trump en breves declaraciones a la prensa, al comienzo del encuentro.

Otro de los puntos abordados en la reunión en Buenos Aires fue el cambio climático.

Todos los jefes de Estado y de Gobierno del G20, aunque con excepción de Estados Unidos, como era de esperar, se comprometieron a alcanzar los objetivos del Acuerdo de París para enfrentar el calentamiento global, según el comunicado final.

“Los firmantes del Acuerdo de París, que también adoptaron el Plan de Acción de Hamburgo, reafirmaron que ese acuerdo es irreversible y se comprometieron con su implementación”, señalaron.

El Presidente estadounidense, quien pone en duda el cambio climático, retiró a su país de los acuerdos ambientales de París en junio del 2017, poco después de llegar a la Casa Blanca a iniciar su mandato.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró que la cumbre del G20 de Buenos Aires “alcanzó las expectativas” en asuntos como el clima y el comercio, y confirmó que se ha conseguido un “arraigo unánime” por un sistema multilateral basado en reglas.“El multilateralismo es más importante que nunca. Está conociendo una auténtica crisis y sufriendo tensiones múltiples. Hemos confirmado un arraigo unánime por un sistema multilateral basado en reglas”, señaló Macron en una conferencia de prensa tras terminar la reunión del grupo.

Durante a jornada del G20, miles de personas manifestaron en Buenos Aires, según reportó diario La Vanguardia. Los concentrados gritaron consignas censurando el capitalismo financiero y en contra de los gobernantes de derecha.

Fuente: El Comercio / AFP – Nota original: LINK