Compartir

Escoger entre súper, ecopaís y extra. Ese es el dilema entre los ecuatorianos que tienen carros o motos, luego de que el régimen anunció que mañana subirá el precio por galón de la primera gasolina hasta en $ 2,98 con la anulación del subsidio.

Shutterstock

El guayaquileño Javier Guerra, de 38 años, es uno de los que piensan cambiarse a ecopaís. Hace seis meses compró un auto negro. “Sé que es dañino porque no es tan limpia, hago el mantenimiento cada 10.000 kilómetros, ahora tendría que hacerlo cada 7.500 km”, dice.

Él sacó el automóvil a crédito. Dio $ 13.000 de entrada y los otros $ 10.000 a tres años plazo. “Lo compré con el trabajo de toda mi vida y un carro nuevo usa súper. El mío tiene para doce galones y lo lleno con $ 24, ahora me tocaría dar unos $ 10 más y en el mes lo lleno cuatro veces, por lo que son $ 40 que no tengo”, reitera.

Un criterio distinto tiene Joe Reascos, quien posee un SUV. “Al mío no le puedo poner ecopaís, tiene dos años de antigüedad y lo terminaré de pagar el 2020. Hay que dejar ciertas cosas y ajustarse”, se lamenta.

Mecánicos consultados indican que no es recomendable usar extra o ecopaís en los automóviles nuevos. “Hay casos en los que los rines, los pistones sufren daños, los motores se fuerzan, recomiendo que los carros que tengan hasta cinco años de antigüedad deben usar súper”, dice Luis Varela, con 25 años de experiencia.

El último anuario de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade) anota que en los últimos cinco años (desde el 2013) se han vendido 435.628 vehículos livianos nuevos, que incluyen automóviles, SUV y camionetas, más los 61.577 comercializados de enero a junio de este año el acumulado llega a 497.205. Son unidades que requieren el uso de súper, según los mecánicos.