En Notimundo, Henry Yandún, expresidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, se refirió al plan de reconstrucción de edificaciones tras el terremoto y las deudas que mantiene el Gobierno con proveedores del sector de la construcción.

Henry Yandún, en Notimundo, explicó que el sector de la construcción ha mantenido varias reuniones en las cuales se han definido varias propuestas para mejorar el proceso constructivo en las ciudades más afectadas por el terremoto. Según Yandún, hay varios problemas que fueron detectados en el proceso, como  la falta de un diseño estructural, la selección y uso de buenos materiales, y un control dentro del proceso constructivo. Después de visitar las zonas afectadas, Yandún explicó que muchas de las edificaciones, por no decir todas, no cumplen con ninguna de las normas de la construcción. “En general es la informalidad la que generan un problema” comentó.

El sector de la construcción después del terremoto llegó a varias conclusiones. La primera es que en Ecuador no hay una cultura de construcción que debería impartirse desde escuelas, colegios y universidades. Para Henry Yandún hay ignorancia acerca de las normas. La segunda conclusión es en torno a las normativas de los Municipios, que según dijo, en unos no hay y en otros hay un excesivo control que provocan que la gente construya informalmente para evitar la burocracia de los cabildos. La tercera es que en el país hay la creencia de que la construcción informal es más barata, lo cual, dijo es un error, como se demostró después del terremoto del 16 de abril.

Para esto se han realizado varias propuestas como generar una certificación de ingenieros calculistas expertos en diseños estructurales sismoresistentes, además se propone la calificación de ingenieros fiscalizadores que supervisen las normas y también difundir las normas de construcción para evitar la informalidad.

El objetivo es socializar las propuestas a nivel gubernamental y en los Municipios como el de Quito, ya que según Yandún si el terremoto hubiera sido en la capital o en Guayaquil el impacto hubiera sido peor del que se tiene en Manabí debido a que en estas ciudades hay cerca del 70 % de habitantes viviendo en construcciones informales.

Henry Yandún también se refirió al pago de proveedores por parte del Gobierno e informó que a pesar de que el presidente Rafael Correa pidió paciencia, “ya que supuestamente iniciarían los pagos, eso no se ha realizado”. Tampoco han tenido reuniones o alguna respuesta por parte del Servicio de Contratación de Obras (Secob) que es la entidad encargada de los pagos.

La única solución es el pago de la deuda que mantiene el Gobierno, que no tiene un cifra fija en el sector de la construcción. Esto, según Yandún, genera desconfianza en el sector y además agrava la crisis que dejó el terremoto en materia de reconstrucción.