Compartir

El gobierno ecuatoriano evalúa un paquete de reformas legales que involucran a las Fuerzas Armadas, entre ellas la Ley de Fortalecimiento de Regímenes Especiales a la Seguridad Social.

Agencia Andes

“Necesitamos construir una hoja de ruta para atender las necesidades institucionales, de los temas de seguridad y defensa del país”, afirmó este lunes el ministro de Defensa, Patricio Zambrano, previo a una reunión con el titular de la Asamblea Nacional, José Serrano.

La Ley de Fortalecimiento de Regímenes Especiales de Seguridad Social de Fuerzas Armadas y Policía Nacional fue aprobada el año pasado por el gobierno del entonces presidente Rafael Correa con el objetivo de “eliminar los privilegios” entre la tropa y los oficiales de alto rango.

La ley disminuyó el aporte que hacen los uniformados al régimen de seguridad social y eliminó el sistema de fondo común de Cesantía con lo cual incrementó sus ingresos netos mensuales; fijó un techo a las pensiones jubilares para homologarlas al sistema de seguridad social civil; aumentó a 25 años el plazo para el retiro voluntario del servicio; y cambió la conformación de los Consejos Directivos del Issfa y del Isspol.

 
La hoja de ruta de reformas legales contempla también las leyes de Armas, Municiones y Explosivos; de Navegación; de Movilidad Humana, el Código Integral Penal, de Régimen Especial de Galápagos y la Ley de Neutralización de Naves Ilícitas, según explicó Zambrano a militares y civiles que participaron en el momento cívico, en el complejo ministerial.

“El único objetivo de poder proteger al personal militar y a sus familias”, enfatizó el secretario de Estado antes de la reunión que tuvo el carácter de reservada y contó con la presencia de Alto Mando Militar.

Zambrano dijo que las FF.AA. “tienen nuevas misiones planteadas desde la Constitución, pero sobre todo desde las nuevas demandas de las sociedad en materia de seguridad y defensa” y señaló que entre las responsabilidades de la institución es combatir los delitos transnacionales, apoyar complementariamente a la seguridad ciudadana conjuntamente con la Policía Nacional, brindar ayuda humanitaria, y trabajar por el cuidado del medioambiente.

Durante el acto castrense, el presidente de la legislatura afirmó que “es el momento de escribir la nueva historia de las FF. AA. fortalecidas y al mismo tiempo ciudadanas” ya que en la actualidad tienen un carácter diferente al que tenían décadas atrás.

“La defensa y la soberanía hoy en día pasa por factores diversos como la defensa de la biodiversidad y otros recursos naturales; el combate al crimen organizado, la seguridad en las comunicaciones y todo aquello que garantiza la calidad de vida de los ecuatorianos”, anotó al ofrecer el apoyo de la Asamblea para impulsar los procesos necesarios para fortalecer la institucionalidad  de la institución armada.

Serrano refirió la obsolescencia de muchas normas que regulan a las FF.AA. como la Ley de Personal y se comprometió a trabajar en una reforma que de vigencia a dicha normativa de tal manera que “pueda proteger a las familias y miembros de la institución militar”.

Fuente: Agencia Andes