El Departamento de Justicia de EE.UU. presentó hoy una demanda contra Carolina del Norte y su gobernador, el republicano Pat McCrory, por una ley de ese estado contra la comunidad LGBT que obliga a usar los baños públicos de acuerdo con el sexo indicado en el certificado de nacimiento.

Al anunciar la demanda, la fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, enfatizó que esa polémica ley viola la ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe cualquier tipo de discriminación, y que este caso tiene que ver, más allá del uso de los baños públicos, con “la dignidad y el respeto” hacia todos los seres humanos.

Noticia en desarrollo…