Compartir

La operación terminó la madrugada de ayer. Fiscales y policías entraron a las oficinas del ECU-911 y del Ministerio de Justicia. La idea fue recabar información que aclare la fuga del exsecretario de Comunicación de Rafael Correa, Fernando Alvarado. Cerca de la 01:00, el secretario Nacional de Gestión de la Política, Paúl Granda, dijo que la incursión es una “consecuencia de la reunión mantenida con el fiscal General del Estado, Paúl Pérez”.

Tomada de twitter

De hecho, tras esa cita el contralor del Estado, Pablo Celi, anunció lo acordado: exhortar a Pérez para que establezcan medidas más severas en contra de exfuncionarios que son investigados. La idea es que no se fuguen, tal como lo hizo Alvarado.

Actualmente, la Fiscalía conoce denuncias en contra de 11 personas que ocuparon altos cargos mientras Rafael Correa era presidente de la República y que aún están libres.

En esa lista se encuentra, por ejemplo, el hermano de Fernando Alvarado, Vinicio. En su contra existe un informe con indicios de responsabilidad penal emitido por la Contraloría General del Estado por contratos de servicios de asesoría y consultoría en programas de imagen y un plan de marketing de turismo.

Además, aparece el exministro José Serrano; elexsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera.

Pero también hay expedientes abiertos contra el exprocurador Diego García o el exfiscal Galo Chiriboga. Este grupo es indagado por presunta delincuencia organizada, una denuncia que presentó el exlegislador César Montúfar. Él acudió a la Fiscalía General del Estado y presentó un pedido de acto urgente para que se dicten medidas en contra de los investigados.

Montúfar pidió que el fiscal Pérez eleve la solicitud al juez de Garantías Penales de la Corte Nacional de Justicia para que dicte como medidas la prohibición de enajenar bienes en contra de los denunciados y de su entorno familiar. La idea es que se garantice la presencia de los procesados durante las diligencias judiciales. Por eso, el exhorto se extendió “a las distintas instancias judiciales”.

En un comunicado de dos párrafos, la presidenta de la Corte Nacional de Justicia, Paulina Aguirre, aseguró que su compromiso es “seguir trabajando en conjunto con las diferentes instituciones del Estado para combatir la corrupción”.

La Fiscalía emitió un comunicado sobre el allanamiento de la madrugada y en la parte final aseguró que a 15 días de que se cierre la fase pública para investigar el tema de peculado en contra de Alvarado “continúan las diligencias”. A las 10:00 de hoy, por ejemplo, se desarrollará una audiencia contra Alvarado.

Ayer, él difundió un mensaje en su cuenta de YouTube y aseguró que se encuentra “asilado en un país que ha entendido que hay una persecución política en Ecuador y que no hay una administración de justicia decente”.

En el video, Alvarado aparece afeitado, con lentes de marco y un micrófono inalámbrico, en el interior de una habitación que tiene el techo decorado con cornisas blancas. Estas son las primeras declaraciones de quien fuera el responsable de la propaganda del gobierno de Correa desde que la noche del sábado 20 de octubre se conociera de su fuga.

Fuente: El Comercio –  Nota Original: LINK