Compartir

Esta medida, con la que el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) pretende recaudar unos USD 300 millones al año, incidirá en el alza de los precios de los vehículos en un año en el que el sector automotor experimentó una recuperación de casi el 57% de sus ventas, con relación a lo que se vendió en el 2016.

Shutterstock

La tasa de servicio de control aduanero para las importaciones, que entra en vigencia a partir de hoy (13 de noviembre de 2017), también gravará a los vehículos y a las partes y piezas que ingresen para ensamblarse en el Ecuador.

En la Asociación de Empresas Automotrices (Aeade) detectaron que por la tasa, que se calcula de acuerdo al peso del bien importado, los vehículos tendrán incrementos en los precios de venta al público en valores que irán desde los USD 168,53 hasta USD 4 710,63 en promedio.

Genaro Baldeón, presidente ejecutivo de la Aeade, señala que al gremio le preocupa la fórmula de cálculo de la tasa, pues afectará principalmente a los vehículos más pesados, que son usados por el sector productivo. “Esta tasa es absolutamente discrecional y tiene impacto mayor en los bienes necesarios para la producción nacional, entre ellos vehículos como camiones, camionetas”, dice.

Fuente: El Comercio