Compartir

A unos días del primer aniversario luctuoso de Juan Gabriel, la Procuraduría General de la República abrió una carpeta de investigación con respecto a posibles hechos ilícitos en el testamento de Alberto Aguilera Valadez, nombre real del cantautor. Esto a petición de su presunto hijo biológico Joao Aguilera Rosales.

En conferencia de prensa el demandante, junto con su abogado aseguró que existen serias irregularidades en el testamento en el que se nombra a Iván Gabriel Aguilera Salas como heredero universal de todos los bienes de el “divo de Juárez”.
Aseguraron que presentaron documentos que avalan que la firma de Juan Gabriel en ese testamento es falsa, así como que el cantautor no estuvo presente en el protocolo del mismo y el testimonio de un alguien que aparece como testigo y que asegura que Juan Gabriel no estuvo presente.