Compartir

Un hombre detonó una pequeña bomba casera en el exterior de la embajada de Estados Unidos en Beijing el jueves, provocándose heridas, según la policía y un funcionario estadounidense.

Shutterstock

Las imágenes publicadas en redes sociales mostraron una gran cantidad de humo y vehículos policiales rodeando la legación diplomática tras el incidente. Más allá de una mayor presencia de efectivos de seguridad, las inmediaciones del complejo parecían tranquilas a primera hora de la tarde.

El sospechoso, que fue identificado solo por su apellido, Jiang, tiene 26 años y es natural de la ciudad de Tongliao, en la región china de Mongolia Interior, explicó el departamento de policía de Beijing en un comunicado publicado en su cibersitio. El hombre sufrió heridas en una mano provocadas por el artefacto explosivo, que estaba realizado con fuegos artificiales y estalló alrededor de las 13:00 horas, agregó.

Por el momento se desconoce el motivo del ataque y las autoridades explicaron que la investigación sobre el incidente sigue abierta.

El edificio de la embajada no sufrió daños y no se registraron más heridos, señaló un portavoz de la embajada, que habló bajo condición de anonimato.

En el incidente participó una única persona y la policía respondió a la situación, agregó el vocero.