Compartir

Para este martes en Venezuela, la oposición ha convocado a un paro nacional en protesta por las recientes medidas económicas.

EFE

El gobierno venezolano declaró ayer feriado nacional, lo que impidió percibir el impacto inicial de la reconversión, con una nueva familia de monedas y billetes, como parte de un paquete de medidas gubernamentales que ha sido cuestionado por sectores empresariales, sindicales y políticos y que generó convocatorias a distintas acciones de protesta para esta semana.

El llamado Bolívar Soberano sustituye al Bolívar Fuerte quitándole cinco ceros, en una reconversión que el presidente Nicolás Maduro concreta dentro de un masivo ajuste que busca recuperar el poder de compra de la población en medio de una hiperinflación.

Aparte de la nueva moneda, el gobierno anunció el viernes un salario mínimo 60 veces más alto a partir de septiembre, devaluó el bolívar un 96 por ciento e incrementó de 12 al 16 por ciento el Impuesto al Valor Agregado (IVA), entre otras medidas.