Alex Carrillo, hermano del pastor Jonathan Carrillo, afirmó que su familia y la iglesia donde profesan su culto han sido "víctimas de persecución y odio"; después de que fueran vinculados al caso de Juliana Campoverde.

alex-carillo
Alex Carrillo y la defensa de su hermano, Priscila Tapia. NotiMundo - Derechos Reservados

Después de siete años de investigaciones, el pastor evangélico, Jonathan Carrillo, fue condenado a 25 años de prisión por el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde. Sin embargo, este jueves 27 de febrero, la defensa de Carillo apelará la sentencia, por supuestas irregularidades en el proceso.

Lee también: Madre de Juliana Campoverde exige más control de las autoridades sobre cultos religiosos

Alex Carrillo, hermano del pastor condenado, aseguró, en NotiMundo a la Carta, que aun cuando el sentenciado habría revelado información y aceptado haber mantenido un perfil falso de Facebook, la Fiscalía no logró probar su responsabilidad en la desaparición y muerte de Campoverde. “Mi hermano daba consejos, a través de esa cuenta; no hay nada que le comprometa, porque nunca comprobaron nada de eso”. 

Incluso, afirmó Carrillo, la Fiscalía habría incurrido en irregularidades al revelar información que su hermano había brindado cuando se sometió al proceso de cooperación efectiva. Esto, enfatizó, ha traído represalias en contra de su familia y la iglesia en la que profesan su culto.

De hecho, el pastor señaló que han sido “víctimas, desde hace siete años, de persecución, odio e intimidación“. Además, denunció que existen grupos que han vandalizado las instalaciones de su iglesia ‘Oasis de Esperanza’; que esta involucrada en el crimen de Campoverde y aún estaría operando en la ciudad de Quito, bajo otro nombre.

Escucha la entrevista aquí: