Compartir

Un incendio en el sur de California, que se extendió por más de 687 hectáreas, provocó evacuaciones obligatorias este lunes en la noche mientras al menos una estructura quedó dañada o destruída, según los Bomberos del condado de Orange.

CNN en Español

El incendio —conocido como Canyon Fire— empezó este lunes hacia la 1 p.m. hora local, cerca de la autopista 91 y cerca de la frontera entre las ciudades de Anaheim y Corona, California.

El Departamento de Bomberos de Corona tuiteó este lunes en la noche que el fuego alcanzaba hasta los 2.000 acres (810 hectáreas) y que estaba contenido en un 5%.

Hasta las 9 p.m., hora local, los Bomberos del condado de Orange no habían reportado heridos y dijeron que varias estructuras estaban amenazadas en Corona. Cuatro colegios en Corona están cerrados este martes debido al incendio, a las evacuaciones, al cierre de vías y a la baja calidad de aire, según el Distrito Unificado de Escuelas de Corona Norco.

Las evacuaciones obligatorias entraron en efecto en algunas partes de Corona y el anuncio de los altavoces de un carro de policía decía: “Es hora de salir”, como mostró la cadena KCBS, afiliada de CNN.

El gimnasio de la escuela secundaria de Corona fue habilitado como un refugio temporal.

Alimentado por las condiciones secas, los vientos cambiantes y las brasas voladoras, el fuego se extendió en diferentes direcciones durante todo el día.

Más de 300 bomberos estaban trabajando para contener el fuego y salvar las casas de los afectados.

El fuego ardía cerca de la autopista 91 mientras la comunidad estaba atascada en el tráfico.

Varias carreteras fueron cerradas, empeorando el tráfico usualmente congestionado en la 91, junto a otras vías este lunes.

El Canyon Fire fue descrito como un “incendio de vegetación” por los Bomberos del condado de Orange. El incendio dio como resultado una alerta de humo para el norte y el centro del condado de Orange, y para las ciudades de Corona y Norco, en el condado de Riverside en California.

Fuente: CNN en Español