Compartir

El ministro Raúl Ledesma (der.) tuvo una cita final con empleadores y trabajadores.

Shutterstock

El Gobierno analizará medidas compensatorias, principalmente tributarias, para los empleadores. Así lo indicaron sus voceros luego de anunciar el alza salarial para el 2018. El miércoles, 27 de diciembre, el Gobierno determinó el incremento del Salario Básico Unificado (SBU) para el 2018 en USD 11, con lo cual el monto pasa de USD 375 a 386.

Si el empleador cancela de forma mensual la decimocuarta y decimotercera remuneración, más el 11,15% de aporte patronal del seguro social, el monto real que asumirá es de más de USD 450 por mes.

Para fomentar la competitividad y no afectar la liquidez del motor productivo por este incremento de sueldos, el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, y el director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando, señalaron que el Frente Económico analizará y propondrá al Presidente de la República compensaciones, solo por esta ocasión.

Una de ellas es que la diferencia entre los USD 3,70, monto del aumento propuesto por los empleadores, y los USD 11 fijados, puedan ser deducibles del pago del anticipo al impuesto a la renta (IR). Además, “se van a evaluar los mecanismos para que el Presidente, mediante decreto ejecutivo, determine los porcentajes de devolución del exceso del anticipo del IR del 2018 , como una compensación acorde con el incremento salarial”, explicó Leonardo Orlando.

En noviembre, Lenín Moreno emitió el Decreto Ejecutivo 210 para la rebaja del saldo del anticipo al IR del período 2017. El SRI espera devolver a los contribuyentes hasta el 100% del anticipo desde el 2018.

Fuente: El Comercio