Compartir

El testigo Alfredo A. entregó copias de 251 mails al Fiscal. En ellos se verifica que el tío del Vicepresidente sí tenía información de inversores que buscaban al representante del Ejecutivo.

El Telégrafo

La ‘caja de pandora’ de la red de corrupción de Odebrecht en Ecuador es un pequeño cartón. Allí están las copias de los correos y de los chats que guardaba en secreto Ricardo R., tío del vicepresidente de la República, Jorge Glas, y uno de los principales sospechosos en este caso. Toda esa información fue entregada por Alfredo A. a la Fiscalía. Él asegura que fue el hombre de confianza de Ricardo R., que conocía sus claves y comunicaciones reservadas.

Luego del arresto de su jefe pensó que su futuro era incierto, tuvo miedo y copió todos los archivos en un pendrive. Hoy es testigo protegido por la Justicia y las pruebas de Alfredo A. son parte del expediente fiscal que busca determinar cómo funcionarios públicos, intermediarios y empresarios se asociaron para beneficiar ilegalmente a la constructora brasileña.

En el reporte de informática forense de la Policía se destacan los 251 correos que guardaba el USB del testigo. En 122 de ellos hay evidencia del cruce de comunicación entre el Segundo Mandatario y su tío, de 2013 hasta el 2016.

Fuente: El Telégrafo