Compartir

Las fanáticas volvieron a gritar este lunes por la banda N'Sync como lo hacían a fines del siglo pasado, cuando el grupo que ayudó a catapultar a la fama a Justin Timberlake recibió su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Shutterstock

Timberlake se reunió con Lance Bass, JC Chasez, Joey Fatone y Chris Kirkpatrick en el Hollywood Boulevard para celebrar el reconocimiento en una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad.
“Somos verdaderamente una familia”, dijo Timberlake, de 37 años, a la multitud agolpada para ver a sus ídolos de la adolescencia.
“No creo que verdaderamente pueda poner en palabras cuanto significan ustedes cuatro para mi (…) Los amo tanto a todos”, agregó.