Este domingo 25 de agosto, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, arribó a Francia en el marco de la Cumbre del G7; sin embargo, el Gobierno francés afirmó que Irán no fue invitado oficialmente al evento.

G7-FRANCIA
El G7 actúa ante los incedios forestales Crédito: EFE

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, se reunió con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, en un encuentro inesperado al margen de la Cumbre del G7 en Biarritz, Francia.

La decisión del encuentro es una iniciativa que se adoptó anoche al constatarse en la cena informal de líderes del G7 que “había elementos que permitían una buena convergencia“, según informaron fuentes diplomáticas francesas, que añadieron que Zarif no tiene previsto reunirse con representantes de Estados Unidos en Biarritz.

La Presidencia francesa no especificó si había avisado a Estados Unidos de la reunión en Biarritz entre ambos negociadores, y se limitó a señalar que Francia “actúa según sus propios criterios” y lo hace “con total transparencia“.

Estados Unidos anunció, el pasado 31 de julio, que sancionaba a Zarif por ser el “principal portavoz del régimen en todo el mundo” lo que, en la práctica, excluye al jefe de la diplomacia iraní de cualquier hipotético futuro diálogo entre Washington y Teherán.

La posibilidad de que el dirigente iraní se reúna personalmente con el presidente francés, Emmanuel Macron, como ya hizo el pasado viernes en el Palacio del Elíseo, todavía sigue en el aire, reconocieron las fuentes oficiales.

Francia insistió en que Zarif “no está invitado el G7” y que su presencia en Biarritz obedece únicamente a que Le Drian se encuentra en la ciudad para participar en la cumbre.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM Mundo