Compartir

Varios puertos del sur italiano reciben hoy a muchos de los más de 8.000 inmigrantes rescatados solo durante el pasado fin de semana en el Mediterráneo, muchos de ellos niños pequeños e incluso no acompañados y hombres con síntomas de tortura.

Fotografía retomada de El País

Fuentes de la Guardia Costera italiana explicaron a Efe que esta tarde llegarán al puerto siciliano de Messina alrededor de 1.200 inmigrantes y apuntaron que hoy, dadas las difíciles condiciones del mar, aún no se han localizado pateras en el Mediterráneo.

Por otro lado, esta mañana llegaron a Catania, también en Sicilia, 1.181 inmigrantes, trasladados a bordo de la nave alemana “Rhein”, informaron los medios locales.

En los últimos días también han recibido un elevado número de inmigrantes otros puertos meridionales como el de la isla de Lampedusa o Reggio Calabria.

La llegada de estos inmigrantes a bordo de las naves que intervinieron en su rescate se produce después de que, entre el viernes y el domingo fueran rescatados más de 8.300 inmigrantes en el Mediterráneo, en las aguas que separan Libia de Italia.

La portavoz de la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Carlotta Sami, explicó a Efe que en total se han puesto en marcha sesenta operaciones de salvamento en las que han intervenido 35 naves, incluidos mercantes para ofrecer apoyo.

Sami afirmó que el ritmo de salvamentos el pasado fin de semana fue “muy frenético”, hasta el punto de que muchos de los trabajadores humanitarios y autoridades marítimas que se afanan en los rescates no pararon de trabajar durante cuarenta horas.

Esto no ha impedido que se registraran víctimas mortales: la portavoz de ACNUR dijo que ya se han recuperado 7 cadáveres, entre ellos el de una mujer embarazada, pero temió que la cifra oficial alcance la veintena una vez se hagan las comprobaciones pertinentes.

Explicó que entre los rescatados hay muchos niños pero también hombres con evidentes señales de tortura, como quemaduras en la espalda, latigazos y descargas eléctricas, pues son aprisionados en Libia por los traficantes para extorsionar a sus familias.

De este modo Italia continúa registrando cifras récord en lo que a llegadas de inmigrantes se refiere. Según datos el Ministerio del Interior, del 1 de enero al 12 de abril han desembarcado en Italia 26.989 inmigrantes, un 23,8 % más que hace un año.