Compartir

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, se mostró a favor de la eliminación de la reforma que modificaba la deducción del impuesto a la renta de las personas sin hijos, anunciada este lunes por el presidente Lenín Moreno. Lo consideró como un hombre que tiene sensibilidad social.

Agencia Andes

“Cuando usted se mete a ponerle trabas y tributos a las personas en función de mayor o menor cargas por hijos, porque se trata de gente profesional, pobre, clase media, a la que el dinero no le sobra, todo eso no produce gran cosa al Estado, pero sí produce un gran trastorno de carácter social, afecta la economía de las personas”, manifestó.

Nebot afirmó que el hecho de dar un paso atrás sobre la reforma, significa un paso hacia adelante en lo social. “Hay que reactivar la economía que no se lo hace con más tributos”, aconsejó durante su enlace radial.

El funcionario señaló que para salir de la crisi  hay un solo camino: establecer dólares a base de crear movimientos económico, crecimiento de los negocios actuales y establecimientos de nuevos negocios.

Sin embargo, mencionó que esto se da con confianza y seguridad jurídica, “porque nadie va a invertir para someterse a un Estado que es juez y parte”, puntualizó.

Proceso judicial de Jorge Glas
Tras conocerse que el vicepresidente de la República -sin funciones- Jorge Glas Espinel irá a juicio en un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), luego de que este martes el juez Miguel Jurado decidiera que sea incluido en esa fase del caso Odebrecht, por el delito de asociación ilícita, Nebot afirmó que es importante dejar que la parte jurídica marcha con normalidad.

“Dejar a los jueces actúen, lo repito, siempre se criticó al expresidente Rafael Correapor meter la mano en la justicia, entonces ahora no es el momento de suplantarlo, es el momento de hacer lo contrario, de dejar que la justicia fluya”, comentó.

Nebot indicó que esta situación también tiene una parte política, el planteamiento de juicio desde la Asamblea Nacional. “Yo veo una iniciativa por los legisladores de oposición a la que creo que se sumarán, al menos los de Alianza PAIS (AP), creo que sí hay motivo para el enjuiciamiento político”, aseveró.

El funcionario, ante los dos escenarios de Glas tanto jurídico como político, consideró: Lo que llegue primero entre esos 90 días de plazo por detención y el juicio político es lo que para mí va a determinar su destitución. El juicio jurídico va a tomar tiempo”, expresó.

Fuente: El Universo