Brasil comienza un nuevo capítulo en su historia: es la hora de la extrema derecha en ese país.

Cnn en Español

En una jornada con un operativo de seguridad sin precedentes, en Brasilia, Jair Bolsonaro tomó posesión de la Presidencia. “Agradezco a Dios por estar vivo”, dijo en su primer discurso: durante la campaña fue apuñalado.

Bolsonaro prometió librar a Brasil de la corrupción, así como de la “sumisión ideológica”.

Además, se comprometió a combatir la ideología de género: “Enfrentando la ideología de género, Brasil será libre”.

Bolsonaro ha pronunciado varias frases en las que se ha referido peyorativamente a homosexuales, negros, extranjeros. Algunos ejemplos: “los negros no sirven ni como reproductores”, “sería incapaz de amar a un hijo homosexual, “las mujeres deben ganar menos dinero que los hombres porque se embarazan y pasan seis meses de vacaciones”.

“Brasil por encima de todo y Dios por encima de todo”, concluyó.

LEE: “El Trump del trópico”: Bolsonaro de Brasil tendrá mano dura con todo

El nuevo mandatario se refirió a su promesa de relajar las normas sobre la posesión de armas: “El ciudadano de bien merece disponer de los medios para defenderse”. El electorado central de Bolsonaro ha sido durante mucho tiempo férreos defensores de la seguridad pública que creen que las administraciones de izquierda han adoptado un enfoque demasiado blando en un país con una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

La posesión legal de armas de fuego es muy restringida en Brasil, donde los civiles deben pasar por un largo proceso de solicitud para obtener un arma. Bolsonaro ha prometido flexibilizar las leyes de control de armas, y tuiteó a finales de diciembre que emitirá un decreto presidencial para garantizar a los ciudadanos sin antecedentes penales el derecho a comprar armas de fuego.

En su discurso, Bolsonaro se comprometió a “construir una sociedad sin discriminación ni división”, a pesar de sus polémicas propuestas.

El presidente argentino Mauricio Macri no asistió a la posesión, sino que se reunirá con Bolsonaro el 16 de enero. El Gobierno de Argentina está representada por el canciller Jorge Faurie.

Fuente: CNN en español, cadena aliada de FMMUNDO