Jay-Z se convirtió oficialmente el primer multimillonario del hip-hop, anunció Forbes, elevado por su firma de entretenimiento pero también por el fruto de sus inversiones en bebidas alcohólicas, el arte y los bienes raíces.

Shutterstock

El rapero Shawn Carter -su verdadero nombre-, quien creció en uno de los conjuntos de viviendas con peor fama de Brooklyn (Nueva York), “ha acumulado una fortuna que conservadoramente alcanza los 1.000 millones de dólares, lo que lo convierte en uno de los pocos artistas del entretenimiento multimillonarios, y el primero del hip-hop“, escribe la revista en una nueva edición.

L Emporio que erigió Jay cuenta con participaciones en las marcas de champán Armand de Brignac y de coñac D’Usse (por valor de 310 millones y 100 millones de dólares respectivamente), así como 220 millones en efectivo e inversiones que incluyen una participación en Uber por un valor estimado de 70 millones.