Joaquín Sabina no quiso quedar fuera de los aplausos masivos que se están dando en España para agradecer al personal médico que atiende la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Créditos: Twitter.

El cantante español apareció en el balcón de su casa ubicada en la Plaza de Tirso de Molina, Madrid, bastante más delgado que la última vez en que estuvo sobre un escenario, cuando sufrió una estrepitosa caída que le provocó varias lesiones.

Producto de las heridas, específicamente por un coágulo craneoencefálico, el artista tuvo que ser intervenido y fue dado de alta hace un mes y medio.

Desde entonces no había aparecido públicamente.

Cuando sufrió el accidente, reapareció a los pocos minutos en el escenario para explicar que estaba bien, pero que tenía un fuerte dolor en el hombro.

“Estas cosas me pasan solo en Madrid, lo siento muchísimo, me he dado un golpe muy fuerte en el hombro”, señaló sobre una silla de ruedas el mismo día en que cumplía 71 años.