Compartir

El vicepresidente Jorge Glas llegó la mañana de hoy a la Fiscalía General del Estado, para rendir su versión libre y voluntaria en el caso Odebrecht. El funcionario no se dejó ver y entró por la zona del parqueadero de la entidad, poco antes de las 09:00.

Twitter Vicepresidencia

En el acceso principal de la Fiscalía se encuentra un grupo de simpatizantes del vicepresidente. Son más de 50 personas que gritan consignas a favor del funcionario.

“Se ve, se siente, Glas está presente”, “Glas, amigo, el pueblo está contigo”, pregonan los simpatizantes. Este grupo de gente no permitió el ingreso del político César Montúfar, quien llegó con 25 preguntas dirigidas a Glas, por el tema Odebrecht y su papel como representante de los sectores estratégicos.

Los simpatizantes gritaron a Montúfar “asalariado”, “mercenario” y “oportunista” a su arribo a la Fiscalía General del Estado, ubicada en la avenida Patria, en el norte de Quito.

Al exasambleísta también lo acompaña un grupo de personas, que lanzan consignas a su favor. Se desconoce cuánto tiempo puede durar la diligencia, que está prevista que sea encabezada por Carlos Baca Mancheno, fiscal general del Estado.

Para esta tarde también está previsto que investigadores de la Fiscalía recojan los testimonios ampliados del prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja; Byron Granda, gerente de Hidrotoapi; y de Ramiro González. Según documentos oficiales, los tres intervinieron en el proceso de licitación de la obra Toachi Pilatón, que fue adjudicada a fines del 2007 a Odebrecht.

Fuente: El Comercio