Compartir

A tan solo horas de que el Consejo Administrativo de la Legislatura de la Asamblea (CAL) decida sobre el pedido de llamar a juicio político al vicepresidente de la República, Jorge Glas Espinel, el funcionario acudió a la Fiscalía General del Estado para rendir su versión libre y voluntaria sobre el caso Caminosca.

El Universo

El vicepresidente llegó 20 minutos antes de la hora fijada para el llamado e ingresó por la puerta trasera de la Fiscalía, ubicada entre las avenidas 12 de Octubre y Patria. En la parte de frente del edificio poco más de 200 personas de diversos colectivos afín al oficialismo se apostaron para brindar respaldo a Glas mediante cánticos y pancartas.

Respecto al caso Caminosca y las pruebas que han presentado para vincularlo a una supuesta red de entrega de coimas para la obtención de contratos, Glas señaló que ha existido “engaño a la Función Judicial” o “fraude procesal” al presentar en este proceso judicial documentos mutilados, sin la firma de responsabilidad, con la “clara intensión de afectar una campaña política y en este caso la honra de las personas”

Citó para rechazar las acusaciones en su contra una parte del laudo internacional entre la empresa Cardno y Caminosca, proceso que está en Estados Unidos.

La parte del documento una vez traducido decía: “El Tribunal observa que no se presentaron pruebas directas (registros bancarios de un funcionario gubernamental o una declaración verbal o escrita de un funcionario gubernamental que reconoció la recepción de pagos ilícitos), estableciendo que cualquiera de los funcionarios gubernamentales en realidad recibieron o acordaron aceptar los pagos corruptos en cuestión. Por lo tanto, el Tribunal no formula ninguna constatación sobre la culpabilidad de ningún servidor público y deja esa cuestión a las entidades encargadas de hacer cumplir la ley”.

En lo relacionado al proceso que se sigue en la Asamblea para un posible juicio político en su contra, el reelecto vicepresidente dijo que le “dan lástima” las pruebas con que cuenta la oposición y son base para pretender llevarlo a juicio. Aseguró que no hay una sola prueba de lo que le quieren acusar.

“Estamos llegando a un nivel de show mediático-político por determinados actores de oposición, que buscan afectar la honra y desestabilizar al Gobierno”, concluyó Glas, al tiempo que está a la espera de lo que decidan los asambleístas esta tarde.

El vicepresidente Glas adelantó que pedirá se declaren maliciosas y temerarias todas las “denuncias vacías” que se han colocado contra suya.

Fuente: El Universo