Compartir

El personal médico les dio el alta un día antes de lo previsto y las autoridades esperan que el hecho de que atiendan a los medios antes de regresar a sus casas satisfará el enorme interés que suscita su historia.

Efe

Uno de los niños rescatados de la cueva en Tailandia dijo este miércoles 18 de julio que fue un “milagro” haber sido encontrados después de pasar más de dos semanas atrapados en una cueva en Tailandia.

“Es un milagro”, dijo en inglés Adul Sam-On, de 14 años, ante los periodistas, sobre el momento en que dos buzos británicos los encontraron a varios kilómetros en el interior de la gruta. Todos subieron a minibuses estacionados delante del hospital de Chiang Rai, donde estuvieron ingresados una semana.

“El motivo por el que se celebrará una rueda de prensa esta noche es que los medios puedan hacerles preguntas y que, después de eso, puedan regresar a sus vidas normales sin que los medios de comunicación los molesten”, dijo el portavoz del gobierno, Sunsern Kaewkumnerd, a la AFP.

Los expertos advierten, sin embargo, que los jugadores del equipo de los “Jabalíes Salvajes” y su entrenador podrían sufrir trastornos de larga duración a raíz de su experiencia en la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia. No será, por lo tanto, una rueda de prensa usual.

El Departamento de Relaciones Públicas de la provincia de Chiang Rai pidió ver las preguntas con antelación y estas se enviarán a psiquiatras para que las revisen. El programa de televisión, llamado “Enviando a los Jabalíes Salvajes a casa”, se emitió en las principales cadenas y estaba previsto para durar unos 45 minutos, dijo Sunsern, que agregó que se llevaría a cabo con un estilo informal y con un moderador.