Juan Sebastián Roldán, secretario general de Gabinete de la Presidencia, afirmó que incluso cuando la curva de contagios de COVID-19 baje en el país, los ecuatorianos deberán cambiar algunas de sus costumbres para evitar un resurgimiento del brote.

juan-sebastián-roldán-subsidio
NotiMundo - Derechos Reservados

Desde que se detectó a la primera paciente de COVID-19 en Ecuador, el pasado 29 de febrero, se han registrado más de 1 500 casos confirmados de este virus y decenas de fallecidos; lo que le ha convertido al país en la nación con más casos per cápita de coronavirus en Latinoamérica.

Lee también: El MSP habilitará 1000 unidades de cuidados intensivos por COVID19

En Más Allá de los Hechos, el secretario general de Gabinete de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, explicó que el Gobierno Nacional ha atendido la emergencia sanitaria desde varios frentes. Por ejemplo, se está trabajando en la ampliación de los espacios y unidades de cuidados intensivos; sobre todo, en Guayas. Además, señaló, se importarán 200 mil pruebas rápidas de detección del virus, para realizaras en las provincias de mayor contacto y en el personal de salud y control.

Sin embargo, aseguró Roldán, los ecuatorianos deben entender que que “este cambio va a ser permanentemente en nuestras vidas“; porque más allá de las restricciones, las medidas sanitarias deben sostenerse a través del tiempo para evitar el resurgimiento del brote de COVID-19 en el país. “No es que en dos semanas todos salimos de las casa y todo tranquilo y volvemos a acuidr a los lugares públicos, como antes; porque este es un virus que se queda“.

Escucha la entrevista aquí: