Compartir

El juez Geovanny Freire, de la Unidad Penal de Quito, dispuso levantar el sigilo judicial que pesaba sobre uno de los expedientes abiertos por el caso Odebrecht, en el que se indaga a Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas, y a otros cinco sospechosos. La notificación llegó a los casilleros de los abogados de los procesados el viernes 7 de julio del 2017.

Agencia Andes

El 19 de junio pasado, el juez Patricio Baño ordenó que este proceso sea reservado para terceras personas, tras un pedido que hizo la fiscal Diana Salazar, de la Unidad de Lucha contra la Corrupción. La investigadora argumentó que el sigilo obedece a que el delito que se investiga es contra el Estado.

Sin embargo, su pedido fue cuestionado por los abogados de los sospechosos. Ivonne Núñez, defensora de Rivera, por ejemplo, dijo que la orden de reserva siembra dudas en la ciudadanía. Por eso pidió al juez que levante la medida.

Actualmente, este proceso ya tiene más de 25 cuerpos, lo que equivale a unas 2 500 páginas. En esta causa, Salazar indaga un presunto delito de asociación ilícita, tras el informe revelado por Estados Unidos, en donde se dice que funcionarios ecuatorianos recibieron aparentemente USD 33,5 millones de Odebrecht.

Fuente: El Comercio