Compartir

A las 02:25 de la madrugada de este sábado se instaló la audiencia formulación de cargos en contra de José M., Kepler V., José C., Carlos V., Rubén T. y Ricardo R., presuntos implicados en el caso Odebrecht.

El Telégrafo

En la diligencia, la jueza Yolanda Mayorga acogió el pedido de la Fiscalía y dispuso la prisión preventiva, prohibición de enajenación de bienes y bloqueo de cuentas para los procesados. Ricardo R. deberá cumplir arresto domiciliario y uso de un dispositivo electrónico debido a su estado de salud y avanzada edad. José Rubén T., exalcalde de Latacunga, fue desvinculado inmediatamente inició la audiencia, debido a que la Fiscalía no encontró elementos de convicción que lo vinculen al caso.

La maratónica jornada que se vivió en la Sala de Audiencias de Flagrancia N.-4, ubicada en el centro norte de Quito, finalizó pasadas las 05:00 de este sábado. En la audiencia comparecieron seis personas detenidas durante la madrugada del viernes como resultado de un operativo múltiple ordenado por la Fiscalía, que investiga un presunto acto de corrupción en el que estarían inmersos funcionarios públicos en el denominado caso Odebrech, y un séptimo que, después de dar su declaración pasadas las 08:00, también fue retenido para investigación.

Los dos detenidos en Quito, José M. y Gustavo M.; y Rubén T., en Latacunga, fueron los primeros en llegar al edificio de la Unidad de Flagrancia, pasadas las 08:00. Mientras tanto, los tres detenidos en Guayaquil, Ricardo R. Carlos V. y José C., llegaron al Aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela, pasadas las 18:00, a bordo de una avioneta de la Policía Nacional y custodiados por personal del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), y en compañía de los fiscales que transportaron una gran cantidad de evidencias que habrían sido recabadas durante los operativos efectuados la madrugada del viernes. Al llegar a la Unidad de Flagrancia, por seguridad, los aprehendidos ingresaron por el estacionamiento del subsuelo y desde allí fueron trasladados hasta las oficinas para ser sometidos a un examen médico legal y determinar que se encontraban en buenas condiciones de salud y, además, para el registro de huellas dactilares por parte de la Policía Judicial.

Ya en las oficinas de Flagrancia, los fiscales receptaron sus testimonios, lo mismos que, al igual que las evidencias, fueron presentadas ante el juez que conoció el caso. Mientras, familiares y abogados alegaron la inocencia de los aprehendidos y decían desconocer el porqué de su detención. El hijo de Rubén T.- quien ejerció como alcalde de Latacunga por 13 años- defendió la inocencia de su padre, asegurando que la empresa Odebrecht durante ese tiempo jamás había suscrito ningún contrato, ni ejecutado obra alguna en la provincia de Cotopaxi.

Roberto Calderón, abogado defensor de José M., aseguró que la Fiscalía no presentó elementos de convicción que vinculen directamente a su cliente, por lo que existió cierta duda por parte de la jueza, aunque dictó medidas cautelares. A pesar de considerar injusta e infundada la acusación en contra de su defendido, aseguró que colaborarán con la Fiscalía en todas las diligencias investigativas.

Asimismo, el abogado de Gustavo M., quien ejercía la presidencia de la agrícola en Quito se manifestó extrañado por la detención de su defendido y se mostró confiado de que una vez que se realice la audiencia de formulación de cargos sea absuelto su defendido, reiterando que este está presto a colaborar con la investigación que lleva adelante la Fiscalía, aunque reiteró que Gustavo M. no tiene nada que ver en este caso. Más de siete horas les llevó a los fiscales recoger el testimonio de los cinco detenidos, mientras que la audiencia de formulación de cargos llevó cerca de tres horas.

Fuente: El Telégrafo