Compartir

La cantante Katy Perry ha sido designada por Forbes como la mejor pagada de la música en 2018, dejando atrás a sus colegas, las no menos exitosas Beyoncé y Taylor Swift.

Shutterstock

La estrella pop californiana de 34 años aparece en el primer lugar de la lista con 83 millones de dólares, ganancias que obtuvo gracias a 80 conciertos que presentó entre junio 2017 y 2018, además de su participación en el reality musical American Idol, por el cual recibió la friolera de 20 millones de billetes verdes.

En este año, el segundo lugar lo ocupó Taylor Swift, con 80 millones de dólares y el tercero Beyoncé, quien se embolsó 60 millones de dólares.