Katy Perry se mostró vulnerable en una entrevista reciente en la que reveló que en el 2017 contempló quitarse la vida.

Instagram Oficial

La estrella del pop, de 35 años, le dijo a SiriusXM de la cadena CBC que se vio realmente afectada tanto en lo personal y profesional cuando rompió su relación con Orlando Bloom y experimentó una baja venta de álbumes.

“Mi carrera estaba en una trayectoria en la que subía, subía y subía y luego tuve algo más pequeño, no tan significativo desde una perspectiva externa. Pero para mí fue sísmico”, explicó Perry. “Perdí mi sonrisa”, añadió.

El amor y la admiración del mundo exterior, según la cantante, la mantenían positiva, pero todo eso en un momento cambió. Sin embargo, encontró la forma de salir adelante, “la gratitud es probablemente lo que me salvó la vida, porque si no la hubiera encontrado me hubiera revolcado en mi propia tristeza y probablemente hubiera saltado. Pero encontré las formas de estar agradecida” agregó.