El actor canadiense Keanu Reeves inmortalizó este martes sus huellas y firma en cemento frente al Teatro Chino de Los Ángeles (EE.UU.), que está situado en el célebre Paseo de la Fama de Hollywood.

Shutterstock

“Es un gran honor estar aquí y ser invitado a este excepcional, histórico y mágico lugar”, dijo durante la ceremonia este intérprete conocido en todo el mundo por la trilogía de “The Matrix“.

Vestido con un traje completamente negro, Reeves dejó algunos momentos de humor durante el acto ya que, no satisfecho con cómo había quedado su firma, pidió por favor a uno de los operarios que alisara el cemento en varias ocasiones para que pudiera repetir el trazado y dejarlo así perfecto.