Compartir

Los medios de pago electrónicos ya no pasarán a la banca privada, de acuerdo con el segundo informe del proyecto de ley de reactivación económica que pasará a segundo debate la próxima semana.

Shutterstock

El anuncio lo hizo el presidente de la Comisión de Régimen Económico y Tributario de la Asamblea, Pabel Muñoz, en una rueda de prensa hoy, viernes 24 de noviembre de 2017.

La decisión se tomó tras varios desacuerdos de asambleístas de Alianza País (AP), como Marcela Aguiñaga y Esteban Melo, que en primer debate cuestionaron la propuesta y pidieron que el Banco Central Ecuador (BCE) siga a cargo.

Según Muñoz, la Asamblea nunca fue parte del acuerdo entre el Gobierno y la banca privada sobre este tema. “Nosotros nunca tuvimos en nuestra propuesta de campaña el traspaso del manejo de dinero electrónico.

No lo consideramos como positivo y se elimina ese artículo.” Para el asambleísta antes del traspaso, el sector financiero debe adquirir algunos compromisos. Entre ellos el incremento de créditos para el sector productivo, que genera fuentes de empleo. “Necesitamos una política crediticia más accesible” dijo Muñoz.

Otro aspecto es la reducción de costos de servicios financieros que, en su opinión, se debe debatir y establecer corresponsabilidad del sector frente a los incentivos estatales. Muñoz indicó que la banca recauda alrededor de USD 360 millones por servicios.

En este tema, el informe también elimina el recargo por retiros bancarios por enfermedades catastróficas, propuesto finalmente para montos de USD 5 000, aunque previo al primer debate se hicieron varios ajustes como la exención de sectores productivos.

La Comisión decidió mantener la reducción de dos puntos de incentivo del pago del impuesto al valor agregado (IVA) por dinero electrónico, propuesto el año pasado en la Ley Orgánica de Solidaridad y Corresponsabilidad Ciudadana y se elimina la reducción de un punto de IVA por el uso de medios de pago electrónicos.

En las reformas al Código Monetario y Financiero solo se mantendrá el tema de metas de liquidez, dentro de lo cual se establece que los bancos traigan parte de sus recursos del exterior, pero con la especificación de que aplique para cada entidad financiera y no para todo el sistema bancario.

Entre cuanto a la reforma de otras leyes, se mantienen los ajustes de eliminación de las cargas familiares para la deducción de gastos para el pago del impuesto a la renta (IR), exoneración del pago de este impuesto por tres años para nuevas microempresas, tarifa reducida para el pago de micro y pequeñas empresas, así como exportadoras habituales.

Muñoz aclaró que la definición del tipo de empresas y exportadoras exportadores habituales se incluirá dentro de la Ley. Se espera que el segundo debate se realice el lunes o martes de la próxima semana.

Fuente: El Comercio