Compartir

Solo aportando hechos nuevos y en un plazo de seis meses son los requisitos para que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) y su jueza Daniella Camacho pidan a la Interpol revisar su decisión de no dar paso a la alerta roja contra el expresidente Rafael Correa, dentro del juicio por el plagio de Fernando Balda.

AME719. QUITO (ECUADOR), 08/11/2018.- Fotografía de archivo fechada el 19 de junio de 2018, que muestra al expresidente de Ecuador Rafael Correa, mientras saluda a su llegada al acto "América latina en disputa", en la Universidad Complutense de Madrid (España). Correa, prófugo de la justicia y que ha sido llamado a juicio por un delito de secuestro en Ecuador, aseguró hoy a Efe que aún no ha solicitado asilo en Bélgica, donde actualmente reside, pero "estudia" la posibilidad. "Lo sigo estudiando, utilizaré todos los derechos que tengo para defenderme y a mi familia", aseguró en una conversación telefónica al descartar informaciones que apuntaban a que habría solicitado asilo en el mes de junio. El juicio contra Correa solo podría iniciarse en caso de que regresara al país o fuera capturado y extraditado, por lo que una eventual solicitud de asilo podía tratarse de una salida a su situación legal. EFE/Javier López/ARCHIVO

Esos requisitos constan en el artículo 42 del Estatuto de la Comisión de Control de Ficheros de la Interpol (policía internacional, por sus siglas en inglés).

Los tiempos empezaron a correr desde las 04:00 de este miércoles, cuando la Oficina en Interpol en Ecuador recibió la notificación de su central en Lyon, Francia.

La Corte anticipó que dicha decisión no cumple con los requisitos del artículo 38 del Estatuto de la Comisión de Control, y está sujeta a revisión.

Felipe Rodríguez, abogado de Balda, rechaza que se diga que la negativa se dio porque se determinó una persecución política. Aclara que la respuesta oficial no habla del tema y explica que no dar paso a la difusión roja más bien demuestra que esa institución no quiere meterse en temas en los cuales hay políticos.

De todas formas no descarta que en la decisión pudo haber influido la visita en España que hizo el consejero de Gobierno, Santiago Cuesta, al también procesado Pablo Romero, exsecretario de Inteligencia.

El auto de llamamiento a juicio es para Rodríguez la prueba nueva contundente que debe presentar la Corte a la Interpol. Ahí, agrega, constarían en más de 80 páginas los indicios que prueban la autoría y participación de Correa en el plagio. Este aún no sería de conocimiento de Interpol, dijo, porque Correa ha interpuesto recursos que han impedido se ejecute.

Su abogado, Caupolicán Ochoa, cree que si la Corte insiste ante la Interpol revelaría una vez más “falta de imparcialidad” y una “actitud obcecada” porque se detenga a su cliente. “Espero que la CNJ en un afán por rectificar su procedimiento me conceda el recurso de apelación (al auto de llamamiento a juicio) que está interpuesto”.

Ayer el presidente Lenín Moreno refirió que no es muy fácil que la Interpol apruebe la detención internacional de su excompañero de binomio y recordó que esta instancia tampoco aprobó la difusión roja de otros exmandatarios como Abdalá Bucaram, Alberto Dahik o Jamil Mahuad.

Los penalistas Jorge Zavala y Gonzalo Silva concuerdan en que fue exagerada la orden de prisión preventiva dispuesta contra Correa en este caso, y eso sería –según ambos– lo que Interpol interpretó como una vulneración de derechos constitucionales y universales.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK