Compartir

Los abogados de Julian Assange, fundador de WikiLeaks, interpondrán mañana una acción de protección ante la justicia ecuatoriana contra el "aislamiento" en que se encuentra su cliente, aseguró hoy a Efe Carlos Poveda, integrante de la defensa del australiano.

Twitter De primera mano

La acción constitucional aborda “el aislamiento que tiene, la falta de internet, la restricción de visitas y la expedición de un protocolo especial”, explicó.

El letrado apuntó que con ese procedimiento legal buscan que se restablezca el servicio de conexión de internet y de visitas que ahora está restringido.

Poveda interpondrá la acción de protección junto con el exjuez español Baltazar Garzón, quien forma parte del equipo de la defensa del australiano y que llegó ayer a Ecuador.

Garzón se encuentra en la ciudad andina de Ambato, a dos horas de Quito por carretera, donde participa en una actividad académica y mañana ofrecerá una rueda de prensa, en Quito, junto a Poveda.

Aunque la semana pasada el abogado ecuatoriano había dicho que interpondrían acciones legales en contra del canciller, José Valencia, por haber entregado a una asambleísta información que consideran reservada sobre el caso del fundador de WikiLeaks, hoy precisó que no abordarán ese tema mañana.

“El tema de la confidencialidad no lo vamos a topar, (sí) el tema del aislamiento y el del protocolo especial”, recalcó.

La asambleísta Paola Vintimilla -quien buscará que se anule la nacionalización concedida a Assange en diciembre pasado-, reveló el martes que la Cancillería ecuatoriana levantó la reserva sobre los documentos del proceso de naturalización del australiano.

La notificación le llegó a la asambleísta este martes, poco antes de que el Parlamento estudiara la condición legal de esos papeles y votara si le levantaba la condición de “reservados”.

Por otra parte, la Cancillería ecuatoriana confirmó el miércoles la existencia de un protocolo especial que regula las nuevas condiciones de estadía del fundador de WikiLeaks, en la Embajada del país andino en Londres, donde está asilado desde 2012.

Una portavoz de prensa de la Cancillería indicó a periodistas, sin entrar en detalles, que la decisión de redactar el documento responde a una “decisión soberana”.

Desde hace unos días circula por redes sociales una copia de ese presunto documento, pero hasta el miércoles no había sido confirmada su existencia oficialmente.

Ese protocolo, del que las partes comenzaron a hablar el lunes, regirá a partir ahora la vida de Assange en la Embajada.

En marzo pasado, tras repetitivos pronunciamientos políticos por parte de Assange que generaron las protestas de España, EE.UU. y Gran Bretaña, Quito restringió el acceso a Assange a internet.

El pasado fin de semana Wikileaks informó que supuestamente se le había restituido el internet y que ello se debió a la mediación de representantes de la ONU, lo cual resultó no ser cierto.

Lee también: Julian Assange puede entregarse a la justicia o tener asilo de por vida, dice Jorge Mora Varela

En un comunicado difundido ayer, la Cancillería aseguró que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, no conversó sobre el asilo del australiano con ninguno de los dos representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que visitaron el país andino la semana pasada.

Moreno “ni siquiera conversó sobre el tema del asilo del señor Assange con el alto comisionado para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, o con el relator especial para la Libertad de Expresión de las Naciones Unidas, David Kaye”, subrayó en un comunicado en reacción a “desinformaciones” difundidas en portales digitales.

Y aseguró que rechaza “con indignación” tales versiones.

Kaye llegó a Ecuador para valorar el estado de la libertad de expresión en el país, mientras que Grandi analizó la situación de los inmigrantes venezolanos, en una gira que lo llevó también por Colombia, Perú y Argentina.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM MUNDO