Compartir

La Defensoría del Pueblo de Ecuador exhortó hoy al Gobierno que preside Lenín Moreno a evaluar la situación del exvicepresidente Jorge Glas, encarcelado desde octubre de 2017 por el caso Odebrecht y cuyo estado de salud ha empeorado en los últimos días.

El Telégrafo

A través de su cuenta oficial de Twitter, la institución solicitó al Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos ecuatoriano que resuelva el traslado de Glas, “para que reciba atención médica, precautelar su integridad y que cumpla su prisión preventiva en otro Centro de Rehabilitación Social (CRS)”.

Según la Defensoría, en las últimas horas, el estado de salud de quien fuera vicepresidente de Ecuador se ha agravado, por lo que se han reunido las autoridades para evaluar los pasos a seguir y emitir una petición al Gobierno ecuatoriano para que lleve a cabo una “evaluación con la que se puedan tomar las medidas oportunas“.

El pasado 21 de octubre, Glas fue trasladado de una cárcel en Quito, donde esperaba respuesta a una apelación a su condena, a otra de máxima seguridad en Latacunga, a unos 110 kilómetros, tras la fuga del exdirigente correísta Fernando Alvarado, aparentemente a otro país.

En protesta por la decisión, el exvicepresidente inició una huelga de hambre el pasado 22 de octubre, que le ha acarreado problemas de salud y traslados a centros hospitalarios para su recuperación.

Elegido el año pasado, Glas fue condenado, en primera instancia, en diciembre pasado por un tribunal de la Corte Nacional de Justicia a seis años de prisión por asociación ilícita en relación a la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Fue acusado de haberse beneficiado de 13,5 millones de dólares en sobornos supuestamente pagados por la firma para la adjudicación de contratos de obra cuando fue responsable del ramo.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM Mundo