Compartir

Unos 300 millones son por no transferencia del presupuesto general

El Telégrafo

Una rendición de cuentas esperada, sobre todo para conocer cuánto les deben. Quién les debe ya se sabe. El informe presentado ayer por el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) dejó precisiones sobre los estados financieros de la entidad que generan cierta inquietud entre sus afiliados.

En su exposición, el director general del Instituto, teniente coronel EM. Roberto Jiménez, detalló la situación administrativa y financiera de la institución, que cubre una población de 230 mil personas, entre militares activos, pasivos y dependientes de este sistema.

El oficial reveló que el monto que el Estado adeuda al Instituto supera los 440 millones de dólares. Para ser más preciso, detalló que de las cuentas por cobrar 300 millones corresponden al Estado “y 140 millones al Ministerio de Defensa como patrono”.

El patrimonio de la institución está constituido por los aportes que se generan de los sueldos de los militares activos, por las aportaciones patronales del Ministerio de Defensa y las asignaciones que anualmente son parte del Presupuesto General del Estado. Y son precisamente los pagos atrasados de estas dos últimas fuentes las que configuran la elevada deuda en las cuentas de la entidad.

Y aunque Jiménez resaltó que en 2016 se entregaron 729 créditos hipotecarios en beneficio de la familia militar, así como 33.750 créditos quirografarios y se brindaron más de 521 mil atenciones a través del seguro de salud, el representante del Issfa asegura que esta deuda generó problema de liquidez, por lo que el Instituto en varias ocasiones tuvo que suspender las prestaciones a sus afiliados.

Fuente: Expreso