Compartir

Diego Martínez, ministro Coordinador de la Política Económica, en entrevista para Notimundo a la Carta con Hernán Higuera y Verónica Jarrín, hizo un balance de la economía ecuatoriana del año 2016 y las proyecciones para el 2017.

Diego Martínez, ministro Coordinador de la Política Económica, en entrevista para Notimundo a la Carta con Hernán Higuera y Verónica Jarrín, se refirió a las cifras de crecimiento y decrecimiento económico de 2016 y las proyecciones para este año. Martínez, en primer lugar, indicó que el Banco Central del Ecuador, la semana pasada dio a conocer las cifras del último trimestre del 2016 y señaló que, “como se había previsto, la economía ecuatoriana en el año anterior decreció; no obstante, la tasa a la que decreció fue menor de lo que se había previsto”. El funcionario mencionó que esto significa que terminó la fase recesiva de la economía.

Sin embargo, comentó que no se debe olvidar que la economía ecuatoriana sufrió el shock más fuerte de los últimos 30 años. Asimismo, aseguró que existe un crecimiento en el consumo de los hogares de manera ligera.

Según Martínez, una de las industrias que más sufrió durante la etapa de recesión, fue la rama denominada “Correo y comunicaciones”, es decir correspondencias, consumo de Internet o telefonía celular. De igual manera, el sector de la construcción se vio afectado durante el año 2016, aunque en el tercer trimestre, ya empezó a registrar un pequeño crecimiento.  Por otro lado, uno de los sectores en donde se registró un mayor crecimiento, fue en la refinación de petróleo.

Martínez considera que las proyecciones de la economía para este año 2017 es positivo, ya que, por ejemplo, bajará el IVA nuevamente al 12%, se eliminarán las salvaguardias y de establecerá la “estructuración de un Comité de Política Tributaria, justamente con el objetivo de discutir todas aquellas mejoras que pueda tener el sistema tributario”, puntualizó. Indicó que el reto del próximo Gobierno estará principalmente en generar competitividad en el sector externo. Aseguró también que la economía ecuatoriana en estos 10 años, a pesar de todo, ha crecido. Sin embargo, queda todavía mucho por hacer, dijo.