Compartir

La agresión de tres hombres contra dos guardias fue violenta, con sillas, toletes, un ventilador, una cafetera, golpes de puños y pies. Pero funcionarios de la Fiscalía consideraron que lo ocurrido era una “contravención”.

Twitter

Casi 17 horas después de que se conociera esa resolución judicial, la Fiscalía General del Estado publicó este martes 7 de agosto de 2018 en su cuenta de Twitter (@FiscaliaEcuador) que se “inició de oficio una investigación contra tres funcionarios de la Institución, por su actuación en la Unidad de Flagrancia ante la agresión que sufrieron 2 guardias de seguridad, el pasado 5 de agosto en Guayaquil”.

La agresión quedó registrada en un video de la cámara de seguridad de la garita. Allí se observa cómo los tres hombres, que han sido identificados como miembros de una misma familia, agreden a los dos guardias en una urbanización privada en el norte de Guayaquil.

​ El hecho ocurrió a las 16:32 del domingo 5 de agosto del 2018, cuando un un hombre mayor y dos jóvenes ingresaron a la garita a golpear a los guardias. Según versiones, los guardias no permitieron el ingreso al hombre mayor porque no tenía la credencial y se generó el incidente que rápidamente se viralizó en redes sociales.

En las imágenes del video que tiene una duración de 1 minuto y 49 segundos, se escucha la voz de una mujer que dice “qué criminales” y solloza, se entiende que ella está observando las imágenes que aparecen en una pantalla y a su vez son grabadas por un celular. Se conoció que los guardias Freddy S. y Eduardo S. presentaron una denuncia que fue calificada como contravención, luego del reconocimiento médico.

El abogado Stives Reyes, del Estudio Ulloa & Asociaciados, señala que observando el video la intención de los agresores fue causar daño a los guardias con objetos contundentes, lo que podría configurarse como una tentativa de asesinato.

El Estudio Jurídico anunció que está dispuesto a representar a los guardias para plantear una denuncia en la Fiscalía y pedir la ampliación del reconocimiento médico, a fin de que se realice una investigación.

La intención de los agresores “era afectar a la víctima y tentativa de asesinato”. Y además, se debería solicitar reparaciones integrales, cobertura de gastos médicos y demás indemnización. Reyes dijo que se deberá comprobar si los tres días otorgados por incapacidad no se extienden.

Fuente: El Comercio