Compartir

La lucha para endurecer las sanciones contra los corruptos se someterá este domingo 26 de agosto a una inédita prueba en las urnas para medir si es verdaderamente una causa nacional en Colombia.

EFE

El asunto ya fue una de las principales preocupaciones de los votantes durante la campaña presidencial que concluyó en junio pasado con la victoria de Iván Duque, por encima incluso de la seguridad. Sin embargo, la llamada consulta anticorrupción debe superar el umbral de los 12 millones de votos en un país ya de por sí fatigado por el intensociclo electoral y que se distingue por sus altos niveles de abstención.

También propone normas para que la ciudadanía participe de los presupuestos públicos, obligar a los legisladores a rendir cuentas sobre su gestión e imponer como requisito que los políticos elegidos hagan público su patrimonio. El último punto sobre el que se consulta a la ciudadanía contempla limitar el mandato de los congresistas a máximo tres periodos de cuatro años.