Compartir

La Ley de fomento productivo se publicó hoy, 21 de agosto del 2018, en el Registro Oficial y, con ello, entró en vigor.

El cuerpo normativo establece beneficios para contribuyentes y normas de ajuste fiscal.
En el primer paquete se incluye la remisión para deudores de 12 entidades públicas, entre ellas, el Servicio de Rentas Internas, Aduanas y el exIECE. Por la medida de remisión tributaria el Fisco espera recaudar en este año USD 602 millones.

La reforma también establece beneficios para nuevas inversiones como la exoneración del pago del impuesto a la renta por inversiones en industrias básicas durante 15 años; en cantones fronterizos son cinco años más.

Otro beneficio es la exoneración del impuesto a la salida de divisas para nuevas inversiones productivas en la importación de insumos y bienes de capital.

Los constructores de vivienda social tendrán derecho a IVA 0%, entre otros beneficios.

Fuente: El Comercio