Compartir

La Misión de Observación enviada por la OEA para evaluar las elecciones presidenciales en Brasil elogió hoy, lunes 29 de octubre del 2018, la exitosa organización de los comicios por parte de las autoridades pero lamentó la violencia que se registró en la campaña tanto en las calles como en las redes.

Agencia Andes

En el informe preliminar que presentó hoy, la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos elogió el espíritu cívico de los brasileños, el éxito de las autoridades para organizar unas elecciones con 147 millones de votantes, la tranquilidad en que transcurrió la jornada y la rapidez y confianza del sistema electrónico de votación y escrutinio.

Pero la misión, encabezada por la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla y compuesta por 30 especialistas de 17 países, manifestó su preocupación con la agresividad de las campañas y la divulgación masiva de falsas noticias en las redes sociales.

“La misión felicita al presidente electo Jair Bolsonaro por su victoria y a Fernando Haddad por haber reconocido la voluntad expresada por los brasileños en las elecciones. También felicita a la Justicia Electoral por la exitosa organización de las elecciones”, aseguró la Misión en su informe.

El ultraderechista Bolsonaro, defensor de la dictadura militar y polémico por sus declaraciones de tinte machista, racista y homófobo, fue elegido presidente el domingo con el 55 % de los votos válidos, frente al 45 % de Haddad, quien sustituyó al encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la disputa electoral. Pese a los elogios a la organización y la tranquilidad, los observadores manifestaron su preocupación con el ambiente de polarización y con la agresividad en la campaña.

“La Misión condena en especial y enérgicamente el ataque violento durante un mitin contra el ahora presidente electo. La violencia es totalmente inaceptable en contextos electorales y democráticos”, asegura el informe al hacer referencia a la cuchillada sufrida por Bolsonaro el 6 de septiembre y que le provocó graves heridas. “La violencia genera violencia. El atentado simboliza justamente el odio y la polarización contra la que tenemos que luchar”, agregó.

Según la OEA, el clima de crispación y de polarización también dejó como víctimas a candidatos, periodistas y simpatizantes políticos, que sufrieron tanto amenazas en las redes como físicas. “La Misión condena vehementemente cualquier ataque violento y lamenta la ausencia de un diálogo respetuoso, constructivo y propositivo por parte de los actores políticos”, concluyó la Misión.

Los observadores también alertaron que la tradicional campaña en los medios de comunicación se transfirió para las redes sociales debido a que los candidatos contaban con pocos minutos y recursos para exponer sus ideas en radio y televisión. “El debate político se produjo especialmente en las redes sociales. Pero la Misión lamenta el uso irresponsable de esas herramientas por parte de algunos actores políticos”, agrega.

Fuente: EFE, aliado estratégico de Fm Mundo