Compartir

Después de casi 10 años, la Procuraduría General del Estado (PGE) tendrá nuevo titular, aunque en el cargo, de momento, está el subrogante Rafael Parreño. Su antecesor, Diego García, antes de anunciar su salida, presentó un informe de su gestión.

El Telégrafo

Según la información que se encuentra en la página oficial de la institución, en los 10 años, el balance general de la gestión registra que un porcentaje del 72% de sentencias fue favorable para el Estado, frente al 28% desfavorable.

De todas las sentencias emitidas, el número más alto se reporta en 2017, con un total de 10.091. Dentro de ellas, 6.861 dieron la razón al Estado y 3.230 no. García anunció su renuncia al cargo el pasado 31 de enero. Su informe de gestión fue cerrado el 26 de enero de 2018.

Desde el 1 de enero hasta esta fecha el país tuvo un total del 70% de sentencias favorables frente al 30% de desfavorables. Cuatro materias están a cargo de la Procuraduría.

La primera de ellas son las acciones constitucionales, cuyo balance es 81% de sentencias para el Estado. Los números de casos más altos se registraron en 2012 (con 1.929) y en 2016; el año pasado hubo 1.757 sentencias que ganó el Estado.

Fuente: El Telégrafo