Los diálogos que buscaban sentar las bases para un tratado de prevención de la carrera armamentista en el espacio exterior bajo auspicio de la ONU en Ginebra, concluyeron este viernes sin consenso.

Durante la reunión de la ONU
Durante la reunión de la ONU / Crédito: Twitter

Veinticinco naciones, entre ellas potencias como China, Rusia y Estados Unidos sostuvieron dos semanas de negociaciones que buscaban sentar las bases para un tratado que garantice la paz en el espacio.

Los diplomáticos que se reunieron con el llamado Grupo gubernamental de expertos no pudieron lograr consenso en torno a una serie de recomendaciones, afirmó el embajador brasileño ante la Conferencia de Desarme, Guilherme de Aguiar Patriota, quien encabezó las negociaciones.

No logramos convergencias”, dijo el diplomático brasileño y agregó que el objetivo tal vez era “muy ambicioso”. “Estamos trabajando en temas muy difíciles debido a que hay mucha sensibilidad alrededor de esos asuntos”, agregó. La diplomacia para el desarme se encuentra estancada hace más de una década. Rusia y China han respaldado posiciones que buscan prevenir el despliegue de materiales militares en el espacio.

Estados Unidos, incluso antes de la elección del presidente Donald Trump, ha rechazado por su parte este punto de vista, pues es muy difícil verificar los materiales militares desplegados en el espacio y prefiere usar un lenguaje más centrado en la prohibición de ciertas conductas agresivas espaciales.

Satélite indio ​

Además de los desacuerdos en torno al contenido de un posible tratado, las conversaciones chocaron con el pésimo clima reinante en materia de desarme, evidenciado por la decisión estadounidense hace unas semanas de denunciar el crucial acuerdo que tenía con Rusia en torno a las armas nucleares.

El Pentágono ha diseñado planes para una nueva “Fuerza Espacial” según instrucciones de Trump, quien declaró el espacio un “dominio de combate de guerra”.

Y a medida que avanzaban las conversaciones esta semana, India destruyó un satélite con un misil, mostrando que ingresó a la exclusiva lista de poderes espaciales.

Patriota dijo que la prueba realizada por India refuerza la necesidad de un tipo de tratado, pues recuerda que “lanzar un objeto al espacio no está expresamente prohibido” en el marco de la ley internacional vigente. La acción de India afecta la argumentación actual “de que el régimen existente es suficiente“, agregó.

Pero pese a lo planteado por la acción india, los líderes de los poderes espaciales mundiales “no están muy abiertos a dar pasos importantes” hacia un tratado. El viernes terminaron las conversaciones patrocinadas por la ONU y no hay planes inmediatos para nuevas negociaciones, señaló el diplomático brasileño. Agregó que sin embargo “fue una gran discusión” que puede ser un marco para elaborar un futuro tratado.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK