La situación de la Refinería de Esmeraldas es crítica, dijo en una entrevista. Si se paraliza se corre el riesgo de vivir un desabastecimiento de combustibles.

El Telégrafo

La situación de la Refinería de Esmeraldas es crítica. Lo informó el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez García, en una entrevista publicada este lunes por el diario público El Telégrafo.

A más del costo de paralizar la recientemente repotenciada refinería, se corre el riesgo de un desabastecimiento de combustible. Para analizar las fallas y accidentes reportados, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, irá este martes junto al ministro de Hidrocarburos, se asegura en la información.

Parar la Refinería tiene un costo de alrededor de $ 1,4 millones diarios, con el consecuente problema de causar un desabastecimiento de combustibles o, para evitarlo, tener que importar mayor cantidad de combustibles, lo que significa más salida de divisas, expresó Pérez García.

Además, dijo estar consciente de que hubo sobreprecios en la repotenciación. Aseguró que el tema ya está en manos de la Contraloría y la Fiscalía. “Petroecuador ha hecho las denuncias respectivas y estamos analizando cada uno de los contratos. Y hablamos con las empresas para tratar de arreglar la situación”, dijo.