Juan Carlos Andrade, presidente de la Federación Nacional de Transporte Pesado, en entrevista para Notimundo a la Carta con Rodrigo Proaño, habló acerca de la reunión de trabajo sostenida con el Subsecretario de Transporte Terrestre y Ferroviario, en la que se trataron los temas de regularización y control en puertos y pasos fronterizos.

Juan Carlos Andrade, presidente de la Federación Nacional de Transporte Pesado, en entrevista para Notimundo a la Carta con Rodrigo Proaño, habló acerca de la reunión de trabajo sostenida con el Subsecretario de Transporte Terrestre y Ferroviario, en la que se trataron los temas de regularización y control en puertos y pasos fronterizos. Con el encuentro se pretende que las autoridades competentes den solución a los distintos problemas que los aquejan.

En la junta participó la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), el Servicio de Rentas Internas (SRI) y la Subsecretaría de Puertos.

“Hay compromisos demorados, estamos trabajando en ellos”, asegura el funcionario, quien manifiesta que está por salir una norma tributaria, por parte del SRI, que “establece que la facturación la deben hacer únicamente las operadoras de carga pesada, ya que ellas tienen el título habilitante que otorga la Agencia Nacional”, esto permitirá obtener una regulación adecuada.

Andrade sostiene que la Agencia Nacional ha implementado un proceso por el cual “los vehículos nuevos que sean comercializados, sean matriculados ya sea por cuenta propia, (…), y lo que son transporte comercial, que son los permisos que otorga la ANT a las empresas, a las operadoras de transporte para que salgan matriculadas”.

El vocero asevera que ese es uno de los problemas más grandes que tienen, “por muchos años se han matriculado en el país vehículos con placa blanca”, por lo que buscan una reglamentación para que vehículos comerciales de carga pesada no puedan concluir este proceso.

Andrade expuso que su Federación está trabajando pero,  “los compromisos en sí, aún no tienen su resultado final”. Esto dado a que la ANT solicitó estudios y por una moratoria en la Constitución de Empresas de Carga Pesada, por parte del presidente Rafael Correa.

La FENATRAP ha planteado el “uno por uno”, que establece que se permite que vengan camiones al país y se permita quede la misma manera cesen su trabajo los que no pasen la revisión técnica vehicular.

“Nosotros observamos con cifras que el tema de mercancía de ingreso al país ha reducido, la carga por las fronteras del país ha reducido, el  transporte en el sector oriental se ha reducido. El país generó obras importantes que demandaron transporte pero que hoy prácticamente se están terminando y hay muchos vehículos de carga pesada sin trabajo”.

El Plan Renova, impulsado por el Gobierno, otorga créditos a los trabajadores, pero estos no han sido pagados por la falta de empleo, a lo que Andrade refuta que “el Estado nos permitió o nos apoyó con los créditos con la Corporación Financiera Nacional para comprar unidades pero ahora que buscamos trabajo no podemos porque la informalidad baja las tarifas, porque no hay una regulación, porque hasta ahora todo el mundo puede facturar”.