El Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables anunció que no subirá el costo de las tarifas eléctricas en ninguna parte del país, dejando sin efecto la resolución de Arconel sobre el establecimiento de la tarifa de alumbrado público.

quito_shutterstock
Imagen referencial de alumbrado en Quito - Créditos: Shutterstock

Más temprano se había informado que la tarifa del servicio de alumbrado público, vigente en 2019, se determinaba según el pago de un valor fijo (USD/abonado-mes), de acuerdo a 14 rangos de consumo establecidos, a nivel nacional, según la Agencia de Regulación y Control de Electricidad (Arconel).

“Hasta 2018 la tarifa de este servicio era fijada de acuerdo a porcentajes generales establecidos por los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), sin un sustento técnico y económico. Con el nuevo pliego, por ejemplo, en los rangos de menor consumo, el costo del servicio disminuye en comparación con los mecanismos de cálculo aplicados anteriormente”, había expresado el Gobierno a través de un comunicado.

“La tarifa que los usuarios pagan por el alumbrado público, no se ha incrementado. Hemos realizado un análisis de tarifas y de cobertura de costos y, por primera vez, se ha establecido un pliego tarifario para este servicio, considerando criterios de equidad, eficiencia energética y sostenibilidad.

Con ello se busca que quienes más consumen, paguen más por este servicio”, aseguró Byron Betancourt, Director Ejecutivo de Arconel. Ahora, con lo expuesto por el Ministerio, la medida retrocede su intención.

Se tenía previsto que en las diez provincias que reciben los servicios de energía eléctrica y de alumbrado público, a través de CNEL EP, alrededor de 2.23 millones de usuarios residenciales, que representan el 98 % del total de abonados de este sector, pagarían conforme a un pliego tarifario. En tanto que el 2% restante (alrededor de 35 mil usuarios), pagaría valores fijos.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK